NO TE CORTES EN COMENTAR, CRITICAR, ELOGIAR O PROPONER
NO MUERDO, DE VERDAD... CASI NUNCA

lunes, 18 de abril de 2011

El tren que nunca llegó


Bueno, repasando los dibujos de hace tiempo encontré unas viñetas que hice a partir de un relato.
El texto no es mío, las loas y/o despotriques a la autora, bastante con que me critiquen las viñetas esta vez jejejeje.
Se trata de contar la historia usando esas viñetas o cuñas, sin usar texto y que sea fácil seguir la historia.

Primero os pongo las viñetas y después la historia en texto, a ver si podéis seguirla bien.

TEXTO: Julia Garci-Nuño Segui
DIBUJOS: “El Garras”
































Y ahora, el relato...

Seis de la mañana. Suena el despertador. Me levanto. Me ducho. Desayuno café con leche y cereales. Me lavo los dientes. Me visto. Limpio los cristales de las gafas. Subo la persiana, está nevando. Me pongo la parca, la bufanda y los guantes. Voy al recibidor. Me calzo las botas, Cojo el paraguas y el bolso. Salgo. Bajo al portal. Abro la puerta, la calle está desierta y más oscura que la boca de un lobo.

Me dirijo al metro. Ando con dificultad a causa de la nieve. Es tan temprano que aun no han empezado a trabajar los servicios de limpieza. Cuando vuelva ya estará la calle limpia, pero ahora voy a llegar al trabajo con las botas empapadas. Menos mal que en la taquilla tengo unos zapatos y podré cambiarme. Llego a la boca del metro. Bajo. Pago el billete a un taquillero con cara de sueño. Me dirijo al andén. Está lleno de gente que no se por donde habrá entrado, porque no había visto a nadie. De hecho, por un momento creí que yo era la única que había tenido la osadía de salir en una mañana tan desapacible.

De pronto sentí un escalofrío. La humedad de las botas estaba subiendo por mis piernas, calándome los huesos. Cerré los ojos deseando que el tren llegase pronto. Cuando los abrí, la gente corría hacia las escaleras. Del túnel salía un ruido atronador que no era el ruido característico del convoy. Salía fuego. Yo también corrí. Estaba sola en el andén. La gente había logrado salir. Al llegar a las escaleras mi cuerpo se quedó estático. Por más que quería no me podría mover. De pronto, apareció un ser enorme que echaba fuego por la boca. Ví con asombro que el monstruo se dirigía a la salida como si también quisiera huir. Ni siquiera reparó en mí. De repente, cientos de enormes ratas saltaron de las vías al andén dirigiéndose al ser, al que se comieron en cuestión de segundos. Cuando terminaron con su víctima repararon en mí. Una humedad caliente que salió de mis partes íntimas se juntó con la fría que salía de mis pies. Creo que me desmayé.

Cuando desperté estaba en una cama de la habitación que parecía ser de un hospital. Estaba sola, no comprendía nada. No me acordaba de nada. No sabía que enfermedad tenía ni por qué estaba allí. Toqué al timbre para que viniera alguien y me diera una explicación. Cuando se abrió la puerta apareció una enfermera con cara de rata. Me quedé estupefacta y empecé a gritar. La rata me acercó un espejo y me dijo: “Mírate”.

Lo que vi me volvió loca. Salí de la cama corriendo. ¡Yo también era una rata! Abrí la ventana y me tiré al vacío. Según iba cayendo sonó algo que parecía una sirena. Cuando llegué al suelo el golpe me hizo echarme hacia delante.

¡Dios mío! Estoy en mi cama. Todo ha sido un sueño. La sirena era el despertador. Eran las seis. Me levanté. Fui a la ventana, subí la persiana. Estaba nevando. Bajé la persiana y me volví a la cama. Hoy no cogería el metro.
Bueno ¿habéis podido seguir la historia sin usar el texto?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Garras, soy la autora del relato que has dibujado, me gustaria saber quien es el profesor que os ha instado a ilustrarlo, ya que he visto que sois muchos los que lo habeis hecho, supongo que habreis hecho algún curso de ilustración.
Felicidades por los dibujos me han gustado.
Un saludo.

"El Garras" dijo...

Pues esto fue estudiando en ESDIP
Por si no la conoces es una escuela de dibujo e ilustracion profesional situada en Madrid
La pagina web es http://www.esdip.com/

Me alegra que te haya gustado Julia.
Viniendo de la autora considero un honor que comentes esta entrada y mas diciendo eso jejeje
Un abrazo