NO TE CORTES EN COMENTAR, CRITICAR, ELOGIAR O PROPONER
NO MUERDO, DE VERDAD... CASI NUNCA

sábado, 18 de mayo de 2013

¿Por qué las madres manejan la alpargata a nivel olímpico?


Y digo yo...
¿Cuando se titulan como madres (es decir, al mismo tiempo que nosotros como hijos respectivamente) reciben un cromosoma de manejar alpargatas?
¿Es una predisposición genética?
¿Hay una organización secreta que se dedica a entrenar en el manejo avanzado de la alpargata a las futuras madres?
Seguiremos investigando, no les quepa duda, sufridores alpargateados... 




MISTERIOS DE LA HISTORIA ALPARGATESCA.... 

 Desde tiempos inmemoriales (mas que nada porque no recuerdo la fecha exacta), las madres han afinado sus habilidades alpargatescas.
Los hijos, victimas inocentes de los avances en este campo, atestiguamos durante nuestra niñez y pubertad (y en algunos casos aun durante la adultez, que madres dominantes siempre hubo y habrá) con zonas de la piel enrojecidas.

Eso si, jamas se vio heridas o sangre, moratones o hematomas, dado que se usaban antes las suelas de esparto y ahora las de goma, por lo que lesionar no es posible, pero joder como escuece la cabrona de la alpargata...

Cuantos habremos dado saltitos sujetándonos el culo como si se nos fuera a caer, por el mero dolor, después de recibir el certero azote de la alpargata... que ademas, en virtud a la extraordinaria practica transmitida de generación en generación de madres de la historia, parecen acertar SIEMPRE en el lugar donde las duele, escuece, pica y/o jode...

El medio de transmisión es un misterio, pero se sospecha que es de forma oral y mediante practicas secretas, llevadas a cabo en la oscuridad de las noches, en las que las madres enseñan a sus hijas (y a veces si hace falta a las hijas del vecino) el uso y disfrute de la alpargata materna.

Por supuesto esto son solo ideas surgidas del perturbe mental producido por las noches de insomnio (y me da que algo tiene que ver la costumbre que tengo de lamer las ruedas y los enganches de los vagones del metro, aunque no se ha probado que sea dañino eso), pero lo terrible, lo escalofriante es.... ¿y si fueran verdad?

4 comentarios:

Bettie Jander dijo...

A ver, yo tengo una teoría de que hay una academia de madres... Si no, no me explico, no solo que todas manejen la alpargata con tanta precisión... sino que digan las mismas cosas :S

Alberto Abad "El Garras" dijo...

Yo apuesto por la programación genética... Tienen un gen especial que se activa cuando se embarazan...

Es eso o la "Secta de la Alapargata Primigenia"

Anónimo dijo...

Eso es genética pura...mi madre lo hacía conmigo, y de repente un día que mi hijo superó un nivel tolerantemente aceptable de nivel de agua en el vaso, cogí la zapatilla y con una trayectoria impecable, vamos que ni los juegos olímpicos, impacté en el sujeto en cuestión, que me miraba como solo se mira a las madres a esa edad, con los ojos saliéndose de las órbitas, y la mandíbula desencajada.
Diez minutos y litros de lágrimas después, habían desaparecido mis poderes y las miradas.
Debo tener un botón on-off en algún sitio...
mcolores o Mari He Ca

Alberto Abad "El Garras" dijo...

De OFF nada... estás en STAND BY jajajajajajaja